in

Invitación a pensar 2008

Una vez más, me desperté y el año había terminado.

«Por suerte», es una conclusión que a esta altura se está volviendo demasiado reiterativa. Además, tiene una desventaja importante: su repetición es predicción y condena a la vez, amén de que muchas veces la suerte nos enseña que, después de todo, las cosas pueden ser aún peor.

Por lo menos, el año 2007 nos lo recordó de una forma bastante brutal, a mí y a varios de ustedes.

Así que aceptemos el principio antrópico sin darle ningún tipo de interpretación teísta, seamos fervientes seguidores del estoicismo sin creer en el destino, seamos constructivistas sin dejar de ser existencialistas y hagamos del hedonismo una forma de solidaridad necesaria. La construcción de la felicidad (eso que Nietzsche definió como una tarea «de mujeres y vacas», para los que todavía dudaban de su misoginia) resultó ser objeto y fin de la existencia de cada uno de todos nosotros.

Highslide JSY si te parece que esta verdad está muy alejada de la realidad, pues… ¡que viva la esquizofrenia!

Hubo un sabio que solía decir «La única Verdad es la Realidad»

(¡Cuanta razón!)

¡Salud!

JuPixWeb

Written by JuPixWeb

Desde el siglo pasado recopilo y apunto aquí cosas de mi interés. Si también lo son del tuyo —o no— y me querés comentar algo, usá las redes o el formulario de contacto.

Tengo tanto que callarte

Arte de código libre