Invitación a pensar 2008

Una vez más, me desperté y el año había terminado.

„Por suerte“, es una conclusión que a esta altura se está volviendo demasiado reiterativa. Además, tiene una desventaja importante: su repetición es predicción y condena a la vez, amén de que muchas veces la suerte nos enseña que, después de todo, las cosas pueden ser aún peor.

Por lo menos, el año 2007 nos lo recordó de una forma bastante brutal, a mí y a varios de ustedes.

Así que aceptemos el principio antrópico sin darle ningún tipo de interpretación teísta, seamos fervientes seguidores del estoicismo sin creer en el destino, seamos constructivistas sin dejar de ser existencialistas y hagamos del hedonismo una forma de solidaridad necesaria. La construcción de la felicidad (eso que Nietzsche definió como una tarea „de mujeres y vacas“, para los que todavía dudaban de su misoginia) resultó ser objeto y fin de la existencia de cada uno de todos nosotros.

Highslide JSY si te parece que esta verdad está muy alejada de la realidad, pues… ¡que viva la esquizofrenia!

Hubo un sabio que solía decir „La única Verdad es la Realidad

(¡Cuanta razón!)

¡Salud!

Kommentare

  1. Querido Juan:

    Todos los días despierto asombrada de la velocidad del tiempo, a estas alturas de mi vida ese tiempo no es lo que me enseñaron desde que naci!!!

    Las cosas han cambiado mucho y no me parece que sean para bien, hoy después de correr por varios años para trabajar como mis mayores me enseñaron, lo único que deseo es disfrutar de algunos momentos mágicos para subsistir, por ejemplo por las noches sentarme bajo la parra de esta histórica casa (Rivadavia 750) y poder oler, escuchar, mirar a mi alrededor lo maravilloso de este mundo, asombrada aún de que esas cosas sí permanecen intactas en mi corazón y en mis sentidos y me acercan aquellos que ya no están…

    Las cosas pasan tan rápidamente… seguramente vivimos cosas realmente dolorosas, terribles…. pero disfrutemos aún de las que no lo son: un abrazo, un familiar, una mirada, un sabor agradable, un sonido… en fin, la vida que aún tenemos!!!

    Coincido con el sabio, yo lo reitero varias veces en mi dia!!!

    Te quiero y te extrañamos!!! Espero que pronto puedas viajar para estar con nosotros.

    Besos,
    Adriana

  2. El tiempo es el mayor verdugo del ser humano, inexorablemente nos oxida junto al elemento de la vida, el oxígeno. Me pregunto cómo sería nuestra vida sin tiempo, sin mediciones del tiempo ni relojes. Quizás pensaríamos menos en el futuro y más en el presente. Quizás el tiempo en sí mismo se relentizaría subjetivamente para nosotros o en vez de un tiempo „pret a porter“ sería un tiempo „de sastre“, nuestro sastre el cerebro.
    La construcción de la felicidad es en muchas ocasiones más fácil de lo que uno piensa, ni la vida es tan negativa como las religiones nos quieren hacen creer ni complicada por azares. Es en la cocina humana, en la mente, donde debemos de ser realistas, positivistas y afrontar el destino que nos forjamos hasta el fin de la existencia de cada uno de todos nosotros (como bien dices).