Un google es un número muy grande

Un Googol (leáse „Gúgol“) es 10^100, lo que lo convierte en un número prácticamente inconmensurable. Es habitual encontrar comparaciones que ayuden a dimensionar su magnitud: por ejemplo, que un gúgol es mayor que el número de átomos del universo. Por lo tanto, el gúgol es un número bastante inútil, que no sirve para describir nada, excepto un conjunto muy grande pero imaginario de cuaquier cosa.

Googol, en inglés, se pronuncia [ˈguːgɔl] y mal escrito es Google, la segunda maravilla de la red luego de la invención del protocolo de hipertexto. Google, un proyecto surgido casi de casualidad, que de la nada dejó a altavista, a yahoo y a microsoft a un costado de la ruta mirándose el ombligo y pidiendo por favor que los dejen jugar al juego de internet. En diez años, google pasó de ser una idea mal escrita1 , un algorítmo de búsqueda secreto y un novedoso sistema de Page-Rank, a convertirse en una de las empresas más poderosas del mundo, un monopolio de facto de la información, en un siglo en donde la información es casi más valiosa que el petroleo.

Google es fantástico. Todo lo que hace lo hace mejor que los demás. Esa es la clave de su éxito… y tener enormes cantidades de dinero, es cierto: ninguna empresa puede pagar más de 1600 millones de u$s por una compañía que en sus dos años de existencia dió pérdidas (pero era dueña de una gran porción del mercado: youtube.com), así como ningún empleador puede darse el lujo de pagar los mejores sueldos del mercado, regalarle a sus empleados 20% de su tiempo de trabajo para el desarrollo de proyectos propios, mantener centros de recreación, guarderías infantiles, piletas de natación y un gigantesco número de etcéteras (todo para el uso gratuito de los empleados) sin estar sepultada bajo toneladas de efectivo. Pero la realidad es así, al lo menos por ahora. Por Google pasan el 80% de todas las búsquedas en internet que se realizan en todo el mundo, Google maneja el 65% de los contenidos de video, el 60% de los Blogs, el 70% de la publicidad web, gran parte de la comunicación por mail y por VoIP. Ni hablar de GoogleEarth, GoogleDesktop, etc. etc2

El capital de Google es la información; para poder seguir vendiendo publicidad necesita conocer al consumidor, saber cuales son sus intereses y su poder de consumo, saber dónde está, de donde viene y a donde va. Es lógico que acapare esta información y se convierta en el único topógrafo de la red que cuente con datos estadísticamente confiables. Si uno analiza las actividades de Google, rápidamente se da cuenta de que está creando la base de datos más importante del siglo XXI. No nos engañemos: Si en el siglo XX, el poder del los estados-nación se medía en ejércitos, en el el siglo XXI es la información el único índice de poder, no ya de los estados, sino de los Global-Players. Entonces, sin sucumbir al pánico ni sospechar confabulaciones de expedientes secretos, me pregunto: ¿Por qué le estamos dando semejante poder a un solo actor? Porque funciona, es fácil, es versátil, es gratis. Porque hoy por hoy, es la mejor alternativa.

Pero así planteada, es una alternativa peligrosa: hace años que Google ha dejado de ser una máquina de búsqueda; Google es internet. Todo lo que no está en Google, simplemente no existe. Voy a repetirlo: Google es el intenet. El indicador más fuerte de este cambio estructural de la red es el hecho de que los gobiernos de todo el mundo han encontrado en google la herramienta de control que no tuvieron en la primera década de la existencia de la World Wide Web: desde China hasta Norteamérica, los países ya no tratan infructuosamente de cerrar tal o cual sitio, simplemente le piden a google que quite tal o cual sitio de su index; el sitio no aparece en google y desaparece así del plano de lo existente.

Google despierta en mí sentimientos encontrados, por un lado me ayuda a trabajar, a comunicarme y a entretenerme; por el otro está empujando al internet, que alguna vez fué de todos nosotros, hacia un lugar que en mis más oscuras pesadillas se parece demasiado al 1984 de Orwell.

Y en esta época de renacimiento faccista, que todos padecemos, no deberíamos jugar con el fuego.

  1. Supuestamente y haciendo caso de la leyenda urbana, el sitio iba a llamarse Googol, en referencia al inconmensurable número de páginas de internet []
  2. Usted cree que Google es solo una máquina de búsqueda? Mire: Google Search, Google Products, Google Groups, Google News, YouTube, Google Video, Google Mail, Google Talk, Google Earth, Blooger, Google Book Search, Google Analytics, Google Base, Google Calendar, Google Checkout, Google Finance, Orkut, Google Docs, Google Desktop, Picassa … (la lista sigue …) []

JuPiX

Reflexivo, introvertido, taciturno y estoico; existencialista, constructivista y ateo.

Kommentare

  1. Es 10 a la 100, como comienza diciendo el artículo… (lo que pasa es que con este tema el WordPress no muestra las potencias, por eso aparece „10100“ en lugar de „10^100“. Voy a ver si se puede solucionar de algún modo)

  2. Interesante articulo, tanto desde el análisis del numero y de la empresa. La primera vez que escuhe sobre el numero googol fue en la serie cosmos de carl sagan y desde entonces trato de imaginar la vastedad de este numero